El Gobierno y las Cámaras de Lanzarote y Fuerteventura firman un convenio para el apoyo de las empresas culturales

Firma convenio incyde

 

Firma convenio incydeLa consejera de Cultura, Inés Rojas, y los presidentes de la Cámaras de Comercio de Lanzarote y Fuerteventura, José Torres y Antonio Rodríguez, respectivamente, junto al el director general de la Fundación Instituto Cameral para la Creación y Desarrollo de la Empresa, Fundación INCYDE, Javier Collado,  han suscrito un convenio para poner en marcha en las islas de Lanzarote y Fuerteventura, Programas de Apoyo a la Creación y Consolidación de Empresas Culturales y Creativas. Con este acuerdo se establece  una línea de trabajo al objeto de favorecer la creación de empresas y la mejora de la gestión empresarial, vinculada a la formación y el asesoramiento en el ámbito de las industrias culturales.

 

Este convenio, cuyo desarrollo será a partir de enero de 2014, incide en una de líneas de trabajo marcada por la Estrategia Canaria de Cultura, en la formación, tecnificación y cualificación del sector, propiciando la mejora de la rentabilidad empresarial, la adaptación de profesionales a las nuevas exigencias laborales derivadas de la innovación, así como la formación en los nuevos retos empresariales.

La consejera de Cultura apuntó la importancia que en la actualidad tiene la formación en el terreno de la empresa cultural, “debemos fomentar el desarrollo de las nuevas tecnologías en la producción cultural,  adquirir habilidades y herramientas para definir objetivos, que nos ayuden a enfrentarnos  a los desafíos” señaló Rojas. “Lograr la competencia para gestionar proyectos capaces de confluir con otros sectores económicos y generar más recursos se hace hoy más que nunca necesario para entender los principios del mercado cultural en la sociedad actual. Debemos combinar de forma equilibrada criterios de rentabilidad social y económica respetando la singularidad del hecho cultural, la sostenibilidad y la igualdad de oportunidades”.

En esta línea, tanto  los presidentes de las Cámaras de Comercio, como para Javier Collado, responsable de la Fundación cameral, “va a suponer  la puesta en marcha de estos Programas de Apoyo a la Creación y Consolidación de Empresas Culturales y Creativas, que van a permitir que emprendedores canarios materialicen su idea de negocio. “Desde las Cámaras de Comercio tenemos muy claro que en tiempos de crisis es fundamental invertir en cultura y apoyar a las empresas que apuestan por ella.  A lo largo de los últimos años,  nuestras instituciones han trabajado en el desarrollo de iniciativas como ésta”.

En qué consiste el programa

Esta formación y asesoramiento pretende apoyar y orientar a emprendedores que quieran crear su propia empresa, potenciar la rentabilidad de la misma, e, incluso, evaluar otras alternativas de expansión de sus proyectos, ante los nuevos retos empresariales, que les permitan desarrollar  todo su potencial  Cada uno de los programas ofrece más de de 250 horas de formación, orientación y consultoría gratuita dirigida a detectar nuevas oportunidades de negocio tanto dentro como fuera de las fronteras insulares.

Será impartido por especialistas altamente cualificados que asesorarán de forma individualizada a cada uno de los participantes sobre las oportunidades en su respectivo sector de actividad como en el desarrollo de un plan de negocio. También incidirá en el manejo de los instrumentos empresariales necesarios para diseñar y dirigir proyectos culturales con objetivos estratégicos definidos.

El Programa de Creación y Consolidación de Empresas Culturales y Creativas está dirigido tanto a emprendedores que cuenten con un proyecto definido como a empresarios del sector que quieran potenciar la rentabilidad de su negocio e incluso evaluar otras alternativas de expansión.

El Gobierno siguiendo la hoja de ruta que marca la Estrategia Canaria de Cultura, con la cooperación y contribución de las Cámaras de Comercio, establece esta nueva red  para facilitar el acceso a  la formación a los emprendedores en industrias culturales y sobre las oportunidades en su respectivo sector de actividad, en la que es imprescindible  manejar los instrumentos empresariales necesarios para diseñar y dirigir proyectos culturales con objetivos estratégicos definidos. El sector debe tener instrumentos para  desarrollar capacidades que permitan anticipar los cambios de nuestra sociedad, facilitando la comunicación, proyección, la información y formación  que se desarrollan en el mundo de la cultura a nivel nacional e internacional.